Recomendaciones para una buena alimentación.

Cada individuo tiene exigencias alimentarias distintas, según la característica de su organismo y la situación biológica.

La alimentación debe ajustarse a ciertas reglas necesarias para una  nutrición correcta, es decir, aquel que se ajusta a reglas preestablecidas y adecuadas a cada individuo

Estas reglas son variables y aplicables según casos y  las edades.

El organismo requiere para su normal crecimiento, desarrollo y mantenimiento, una cantidad adecuada de nutrientes.

La finalidad general de la alimentación consiste en nutrirnos, lo que se consigue mediante el aporte de alimentos, de nutrientes y de sustancias reguladores de la nutrición

El organismo no crea ni destruye ni destruye nada, es un transformador que toma del ambiente la materia y la energía indispensable para vivir y ello supone un perpetuo equilibrio inestable.

La alimentación comprende una fase  cuantitativa y otra cualitativa, sobre las cuales se centra, desde el punto de vista funcional, todos los procesos reguladores del organismo y del medio interno.

Esto quiere decir  que el hecho de alimentarnos no se puede realizar de manera instintiva y de manera exclusiva a los hábitos alimentarios, pues esto no asegura una correcta nutrición, para cubrir nuestras exigencias.

Las recomendaciones se expresan por persona y día. Esto no quiere decir que esas cantidades deban ser ingeridas cada día; desde el punto de vista conceptual representan la ingesta media durante un período de tiempo.

Las recomendaciones se proponen para grupos de personas sanas y pueden no aplicarse a aquellos con distintas necesidades o carencias derivadas de posibles enfermedades, medicaciones o dependencias de unos regímenes dietéticos específicos.

De ahí la importancia de la adecuación de estas recomendaciones de manera individual a cada individuo, para ello debe consultar al nutricionista.

Los valores propuestos para cada uno de los nutrientes presuponen que se cumplen con las necesidades de energía y de todos los demás nutrientes presentes.

Los requerimientos sobre las cantidades de energía y nutrientes diarios, para los diferentes grupos de edad, sexo y actividad física vienen dadas por organizaciones internacionales como la OMS.

Todo y la variedad de modelos alimentarios, los requerimientos nutricionales son muy parecidas a todos los grupos de población y los organismos de salud pública de cada país

El cuidado nutricional que se debe aportar a la hora de la planificación de los menús cubre los siguientes aspectos;

–          Valoración de las necesidades nutricionales de los clientes a quien van dirigidos nuestros servicios para mantener su nivel  nutricional óptimo.

–          Desarrollo  de un plan de cuidado nutricional, mediante la planificación cuidadosa de los menús.

–          Puesta en práctica de dicho plan, lo que supone el aporte de nutrientes adecuados.

–          Valoración de la eficacia de nuestra intervención.

El consumo de una variedad suficiente tanto cuantitativamente como cualitativamente variados.

Esto es porque el organismo precisa más de cuarenta nutrientes para mantenerse sano. Estos nutrientes proceden de los diferentes grupos de  alimentos.

La definición de una dieta variada es una guía diaria de alimentos que incluye el número aconsejado de porciones de verduras, frutas, cereales, productos lácteos y carnes (o sustitutos de estas).

La suficiencia desde el punto de vista nutricional depende de la selección de alimentos, así como de la ingesta que realiza durante todo el día.

En principio  los menús han sido pensados para personas que no requieren una modificación de la dieta a causa de una enfermedad, en cualquier caso se presenta como alternativa al menú uno de dieta.

RECOMENDACIONES GENERALES PARA MANTENER UNA BUENA SALUD A TRAVÉS DE UNA CORRECTA ALIMENTACIÓN.

1. – Consumir una variedad suficiente y de todos los grupos de alimentos.

2. – Mantener un peso ideal.

3. – Control de consumo de alimentos  y preparaciones con alto contenido de grasas.

4.- Alto consumo de frutas, verduras y cereales (preferentemente integrales).

5. – Empleo del azúcar y sus derivados de forma moderada.

6. – Empleo de sal de forma moderada.

7. – El consumo de bebidas alcohólicas debe ser moderado.

Este artículo es orientativo, no sustituye a la consulta con un nutricionista

Artículos Relacionados

La vitamina D y su acción en las infecciones respiratorias

Nueva Investigación sobre la vitamina D y las infecciones respiratorias importantes para los grupos de riesgo. Los estudios han demostrado que la vitamina D suplementaria parece proporcionar un cierto grado de protección contra las infecciones respiratorias. El estudio, que se publica en The Lancet Diabetes & Endocrinology , confirma que la…
Leer más

Frases motivadoras: atrévete a vivir el presente

Marío Alonso Puig: “Mantener nuestra atención en el aquí y ahora nos permite estar presentes y encontrarnos con la sabiduría y el poder sanador de la Vida” ¿te has fijado que somos infelices, básicamente porque estamos pendientes de lo que nos ha pasado ayer o por lo que pasará mañana?…
Leer más
Abrir el chat
WhatsApp My-PDiet
¡Hola! ¿Tienes alguna consulta o necesitas información? ¡Pregúntanos desde aquí!