El ácido fólico en la prevención de la espina bífida

El embarazo aumenta la incidencia de déficit  de folatos. Incluso en las poblaciones que consumen dietas adecuadas desde el punto de vista nutricional.

¿Qué es la espina Bífida?

Se entiende por espina bífida a un cierre insuficiente de la columna vertebral.

Es un desarrollo anormal de los huesos de la columna, de la médula espinal, del tejido nervioso que lo rodea, que se produce durante el proceso de gestación, una de las posibles causas de esta enfermedad se le atribuye a la carencia de ácido folico durante el embarazo, además de factores genéticos y ambientales.

Estas carencias constituyen riesgos tanto para la madre como para la criatura:

–          Para la madre: riesgos de fatiga, depresión, pérdida de cabello, alteraciones de la piel, estrías. Todos estos problemas sobrevienen durante el embarazo y son acentuados progresivamente y dificultan/imposibilitan una lactancia materna de calidad.

–          Para la criatura: en el caso de deficiencia de vitamina B5 un nacimiento prematuro, si hay carencias de cinc, un bajo peso y de inmunodeficiencias, y en el caso del folato, la espina bífida, algunos de sus signos son: problemas óseos, cardíacos, problemas para controlar los esfínteres, parlisis total o parcial de las piernas, etc.

¿Qué funciones tiene el ácido fólico?

El ácido fólico es necesario para la producción y mantenimiento de las nuevas células, en especial durante el proceso de división y crecimiento celular que se lleva a cabo durante el embarazo. Es en este período en donde el incremento de síntesis de ácidos nucleicos y proteínas se encuentra en el nivel más alto cuando los requerimientos de folatos aumenta, cuando este nivel de folatos no se ve satisfecho se interrumpe la producción de ácidos nucleicos y las células no son capaces de producir suficiente ADN para seguir con la divisiones celulares.

¿Dónde podemos encontrar el ácido fólico en los alimentos? El ácido fólico , puede aportarse mediante una dieta adecuada que contenga frutas, zumos, cereales suplementados o integrales y hortalizas. Recordemos que el ácido fólico no se almacena en el organismo


¿Cómo podemos prevenir la espina bífida?

Así pues la deficiencia de folato se puede prevenir en las mujeres que comienzan el embarazo con unas reservas moderadas del nutriente si reciben un equivalente de 200µg  de ácido fólico al día.

En las mujeres con pocas reservas de folato la recomendación de suplementación puede ser incrementada hasta unos niveles 300 µg diarios.

Sabiendo que la absorción del folato que proviene de los alimentos esta sobre el 50%, las Recomendaciones Diarias Americanas del nutriente ha establecido en unos 300 µg diarios de ácido fólico durante el embarazo, para aumentar o conservar las reservas maternas y cubrir el aumento  por el crecimiento rápido de los tejidos, con el objetivo de poder reducir el riesgo de los defectos del tubo neuronal.

Este articulo es orientativo, no pretende sustituir la consulta con su médico y nutricionista.

Artículos Relacionados

Rendimiento cognitivo y dieta MIND

Dieta MIND vinculada a un mejor rendimiento cognitivo El envejecimiento pasa factura al cuerpo y a la mente. Por ejemplo, el tejido de los cerebros humanos envejecidos a veces desarrolla grupos anormales de proteínas que son el sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer. ¿Cómo puede proteger su cerebro de estos efectos?…
Leer más

Día Mundial sin Coche

En un momento donde Europa se vio acorralada por la carencia de reserva de petroleo en el año 1973, ha sido el motivo por el cual han creado este día. Esta fecha tiene por objetivo concienciar a los ciudadanos del uso del coche Los coches son lo mayores productores de…
Leer más
Abrir el chat
WhatsApp My-PDiet
¡Hola! ¿Tienes alguna consulta o necesitas información? ¡Pregúntanos desde aquí!