Incidencia nutricional y daños del alcoholismo.

El artículo de hoy va en respuesta a la pregunta una de nuestras lectoras/lectores de nuestra web, sobre el alcohol

¿Cual es la incidencia nutricional del consumo de bebidas alcohólicas?

Las bebidas alcohólicas a pesar de ser considerados como alimentos en general, no deben considerarse como alimentos que tengan un aporte nutricional de valor para nuestro organismo.

Ya que a pesar de tener un aporte energético, de unas 7 Kcal. Es decir  que está situada entre las 4 Kcal que aportan los hidratos de carbono y los 9 que aportan las grasas.

Las bebidas alcohólicas solo tienen valor energético por el azúcar que contienen, salvo la cerveza que contienen pequeñas cantidades de ácido pantoténico. Y por otro lado el aporte nutricional del alcohol. Todo este aporte son calorías vacías, es decir se irán a depositar en forma de grasas en nuestros organismo.

Los aportes caloricos  más elevados el anís, (168 kcal por ración), ron, vodka, ginebra y brandy (151,9 Kcal/ración). Y la que menos aporta es la cerveza sin alcohol (37,52 Kcal/ración).

El alcohol que contienen las bebidas,  es la causa de efectos tóxicos que según su consumo serán de mayor o menor gravedad.

Uno de los problemas que se presenta en el consumo de alcohol es que viene asociado con una menor ingesta de alimentos, por lo que es normal encontrar graves deficiencias nutricionales en bebedores habituales.

¿Me podría explicar cuáles son los daños clínicos del alcoholismo?

Si entendemos por alcoholismo el consumo habitual y elevado de bebidas alcohólicas, los daños se verán distribuidos a nivel general en casi todos los sistemas que conforman nuestro organismo, pasó a describir:

  • Sistema nervioso: Se puede llegar a la demencia.
  • Sistema cardiovascular: normalmente las bebidas alcohólicas tiene una tendencia a elevar la presión sanguínea, y con ello fallos cardiacos. Así como hemorragias cerebrales.
  • Sistema gastrointestinal: incrementa la secreción de jugos gástricos produciendo gastritis, también puede ocasionar pancreatitis y cáncer de esófago.
  • Sistema endocrino: incremento de la secreción de cortisol, que puede conducir a la obesidad y elevar la presión sanguínea, incremento de la resistencia a la insulina.
  • Sistema reproductor: En el hombre hay pérdida de la lívido, impotencia, infertilidad por disminución de la producción de espermatozoides y pérdida de vello sexual. En la mujer dificultades sexuales, irregularidades menstruales y encogimiento de pechos y genitales.
  • Gestación: Puede producir el síndrome alcohólico fetal.
  • Trastornos de la conducta: Alteración de la conducta, dificultando las relaciones sociales y familiares, hasta el punto que es causa de rupturas sociales, divorcios.

Esto es un artículo orientativo, NO pretende sustituir a la consulta con su médico / nutricionista.

Artículos Relacionados

La vitamina D y su acción en las infecciones respiratorias

Nueva Investigación sobre la vitamina D y las infecciones respiratorias importantes para los grupos de riesgo. Los estudios han demostrado que la vitamina D suplementaria parece proporcionar un cierto grado de protección contra las infecciones respiratorias. El estudio, que se publica en The Lancet Diabetes & Endocrinology , confirma que la…
Leer más

Frases motivadoras: atrévete a vivir el presente

Marío Alonso Puig: “Mantener nuestra atención en el aquí y ahora nos permite estar presentes y encontrarnos con la sabiduría y el poder sanador de la Vida” ¿te has fijado que somos infelices, básicamente porque estamos pendientes de lo que nos ha pasado ayer o por lo que pasará mañana?…
Leer más
Abrir el chat
WhatsApp My-PDiet
¡Hola! ¿Tienes alguna consulta o necesitas información? ¡Pregúntanos desde aquí!