Pregunta de nuestros clientes: Tengo diagnosticada fibromialgia, existe alguna pauta nutricional a seguir?

Comenzaremos por recordar que el objetivo en el tratamiento de las personas con fibromialgia; es ayudar a mejorar su calidad de vida, y además porque es considerada una enfermedad crónica.

También queremos hacer notar, que muchas de las deficiencias que se producen en esta enfermedad se producen básicamente por la presencia de “cansancio” que conlleva a dejar de comer adecuadamente.

Uno de los principales objetivos nutricionales para tratar la fibromialgia es potenciar el sistema inmunitario a través de un buen consumo de vitaminas, minerales y proteínas. Comenzaremos a detallar cada una de las necesidades nutricionales en la fibromialgia

Una de las principales características de esta enfermedad son las contracturas musculares que producen dolores, esto es debido a que hay una carencia de calcio y magnesio, que son dos minerales que trabajan en la contracción y relajación musculares. Otros minerales que suelen observarse que tienen niveles deficitarios en esta enfermedad son el Selenio, el Zinc, el Iodo, Hierro

Con relación a las vitaminas se hace la recomendación de una suplementación que deberá aportar las siguientes vitaminas:

Vitaminas

Cantidad/ día

Motivo

 

Vitamina A

 

Mínimo 1.000 µg

En forma de carotenos porque protegen las células de los radicales libres que se creen que son los que contribuyen al desarrollo de las enfermedades crónicas

Mejorar las mucosas internas

 

Vitamina C

 

85 – 310 mg

Ayuda a formar la proteína que constituyen la piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos, sana  y forma el tejido de las heridas, ayuda a la absorción del hierro

También ayudan a eliminar los radicales libres.

 

Vitamina E

 

10 mg

Es un potente antioxidante, protege el organismo de los radicales libres, ayuda al mantenimiento del sistema inmunitario

Interviene en la formación de glóbulos rojos y ayuda a utilizar la vitamina K

Vitamina D

2000 UI de vit D3 

Ayuda a regular el calcio  y tienen un efecto positivo en la percepción del dolor

 

Vitamina B6

 

Min.1,5 mg

Mantiene el funcionamiento del sistema nervioso

Interviene en la producción de hemoglobina y de anticuerpos

Mantiene los niveles de azúcar en sangre e interviene en la degradación de las proteínas.

Ácido fólico

mínimo 400 µg

Trabaja conjuntamente con la vitamina B12 y la vitamina C a descomponer, utilizar y crear proteínas. Ayuda a formar glóbulos rojos y producción de ADN

Las características con relación a los macronutrientes; es decir proteínas, lípidos y carbohidratos se deben realizar diferenciaciones ya que en algunos nutrientes tienen incrementadas sus vamos  a realizar una breve descripción

Proteínas: Deben ser mayoritariamente de origen vegetal, sus requerimientos deben ser sobre un 15%-20% de las calorías totales de la dieta.

Hidratos de carbono: La recomendación se calcula que esta entre un 45 – 50% de las necesidades diarias, donde deberá utilizar mayoritariamente aquellos carbohidratos que se conocen como complejos o de lenta absorción (frutas, verduras, legumbres), se recomienda el consumo de cereales integrales y suprimir de la dieta los azúcares sencillo (panes blancos, harinas refinadas, azúcar, caramelos, bebidas carbonatadas, etc).

Es muy recomendable que el consumo de fibra se encuentre entre 30 –  40 gramos al día, para mejorar la absorción y la flora intestinal, facilitar la producción del bolo fecal.

Lípidos: Las grasas tienen que representar el 30-35% de la energía que se consume a lo largo del día, preferiblemente grasas monoinsaturadas (aceites vegetales, frutos secos, aguacate, etc).

Evitar todos los ácidos grasos saturados (grasas que tienen origen animal) así como las grasas conocidas como trans (o grasas saturadas, que se encuentran principalmente en muchos alimentos industrializados). En este apartado es importante incrementar el consumo de ácido grasos omega 3, ya que tiene potente poder antiinflamatorio.

Otras consideraciones a tomar en cuenta en la alimentación en la fibromialgia:

–       Consumir por lo menos cinco ingestas diarias: desayuno, comida, merienda, cena y tentempié nocturno.

–       Para facilitar la organización y compra de los alimentos se recomienda realizar una planificación semanal de las comidas

–       Las cocciones y elaboraciones deben ser lo más sencillas posibles, no solo para facilitar la digestión sino para evitar que se cansen.

–       Mantener un consumo adecuado de agua, preferiblemente fuera de las comidas.

–       Ejercicio adecuado

Estas indicaciones no sustituyen la consulta con su nutricionista.

Si desea más información: info@my-pdiet.com// Telf: +34 932 934 825

Artículos Relacionados

El consumo de pescado y la Esclerosis Multiple.

Un estudio relaciona  una alta ingesta de pescado  con menor riesgo de esclerosis múltiple. La ingesta alta de pescado se asocia con un riesgo reducido de esclerosis múltiple (EM), según un estudio programado para su presentación en la  reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología Se definió una ingesta…
Leer más

Frases motivadoras: diferencian entre tragar, comer y digerir

“Los animales tragan, las mujeres/los hombres comen y la mujer/el hombre de intelecto sabe digerir”. Jena Anthelme Brillat Savarin. .Esta frase nos indica claramente que nuestros hábitos nos diferencian. La alimentación es una necesidad fisiológica, que comienza con la selección de los alimentos que consumimos. La diferencia con los animales…
Leer más
Abrir el chat
WhatsApp My-PDiet
¡Hola! ¿Tienes alguna consulta o necesitas información? ¡Pregúntanos desde aquí!