Categorías en nuestra tienda

Subscríbete

Recibe en tu email, nuestros consejos prácticos, novedades y ofertas de productos referentes a la nutrición y cuidado de tu cuerpo.

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Accede al dicccionario de dietas y nutrición - My-Pdiet.com

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Twitter

Algunas preguntas relacionadas con alimentos y diabetes

Viernes, 13 January 2017 08:00 Publicado en Blog

¿Por qué es un tabú el azúcar en la diabetes?

Comenzaremos por recordar que la diabetes es una enfermedad,  que desde el principio ha sido vinculada de forma muy directa a la forma de alimentarse, no obstante con el tiempo el tratamiento nutricional ha pasado a ser un elemento importante en su tratamiento. Pueden tener más información  en:http://www.my-pdiet.com/es/blog-de-nutricion/preguntas-de-nuestros-lectores-que-es-la-diabetes-cuales-son-sus-causas-y-existe-tratamiento

Como parte de una dieta equilibrada, se recomienda una dieta mixta normal con un contenido de carbohidratos de 45 a 60 por ciento de la energía total para los diabéticos. Esto significa que aproximadamente la mitad de la ingesta diaria de calorías debe provenir de los hidratos de carbono - Los diabéticos deben, por tanto, cumplir con una dieta especial baja en carbohidratos. Recuerden que esto son cantidades orientativas, que dependen de la situación de cada individuo.

Lo ideal es que el principal aporte de  hidratos de carbono sean a través de los alimentos con mayor contenido en fibra, porque son los que tienen una carga glucémica baja, por lo que no causan grandes fluctuaciones en los niveles de insulina. Las buenas opciones incluyen, por ejemplo, los cereales integrales, verduras frescas y legumbres.

Carbohidratos "simples", como el azúcar de mesa, dextrosa o fructosa deberían contribuir en lo posible no más del diez por ciento de la ingesta total de energía diaria. Por lo tanto, algunos de los sustitutos de azúcar para los diabéticos una buena alternativa.

¿Son recomendables los productos dietéticos para diabéticos?

Aunque los productos dietéticos especiales, tales como galletas, chocolate o postres por lo general contienen menos azúcar, tiene el problema de que pueden contener un mayor contenido de grasa y por lo tanto más calorías.

Es importante que no se guíen por las palabras "dieta" "light" ya que suelen provocar dudas, siempre es conveniente leerse la información nutricional. Luego vigilar con los que dicen libres de azúcar, mirar cual es el edulcorante utilizado para sustituir el azúcar.

En el caso de los diabéticos insulino-dependientes al consumir productos de este estilo,  deberán tener en consideración el menor contenido de carbohidratos, para el cálculo de la dosis de insulina a utilizar, ya que al tener menor cantidad de hidratos de carbono necesitarán menos dosis de insulina.

Las alternativas de sustitución del azúcar, dependerá del objetivo por el cual quiera sustituirlo. Si sustitución del azúcar es para cocinar y hornear, usted tiene la posibilidad de elegir entre diferentes edulcorantes. Hacemos una descripción más detallada de cada uno.

Edulcorantes sintéticos o artificiales:

La principal característica de este grupo es que no aportan calorías, y no incrementan los niveles de glucosa o azúcar en sangre. Son los que más se utilizan en la dietas con control de azúcares o hidratos de carbono. Los edulcorantes sintéticos como el ciclamato (E952), aspartamo (E951) o sacarina (E954), neotamo, sucralosa

Uno de los “efectos secundarios” que se le atribuyen a este tipo de productos es; un mayor riesgo de cáncer o aumento del apetito  pero de momento estos efectos secundarios, no han podido ser demostrado, básicamente porque su consumo es en pequeñas dosis lo que se considera seguro. De hecho existen organizaciones que han establecidos la ingesta diaria admisible de  edulcorante por día, que dependerá de la edad, sexo, talla y otros parámetros. Asesórese con  un profesional.

Stevia como edulcorante vegetal:

Stevia rebaudiana, un arbusto originario de Paraguay cuyas hojas han sido tradicionalmente utilizadas en la medicina popular de diferentes culturas locales, como los indios Guaraní, debido a su sabor dulce y capacidad para endulzar. Para su utilización esta debe ser manipulada en laboratorios para poder obtenerla.  El uso de la stevia se aprobó como un aditivo alimentario E 960 en Europa desde 2011 y por lo tanto es un edulcorante  relativamente nuevo.

La Stevia, a pesar de que es unas 300 veces más dulce que el azúcar, no  aporte calorías a la dieta, así como tampoco tiene ningún efecto sobre el índice glicémico, pero sí que resulta perjudicial para la producción de caries. Se le considera un edulcorante relativamente saludable.

Una de las características principales es que tiene un sabor o regusto ligeramente amargo, que recuerda a regaliz, al principio de su uso.

A la hora de utilizar la Stevia en la cocina, es importante para dosificar el sustituto del azúcar en la cocción y cocinar exactamente según lo especificado por el fabricante.

Al hora de comprar stevia, debe tenerse en cuenta, que a menudo la complementan con otros edulcorantes como eritritol (eritritol) o maltodextrina

Los alcoholes de azúcar:

Los alcoholes de azúcar contienen menos calorías que el azúcar, por lo cual inciden en menor grado en el índice glicémico. Entre ellos podemos encontrar: maltitol (E 965), xilitol (E 967), manitol (E421) y sorbitol (E420).

Una de las ventajas de los alcoholes de azúcar es que no favorecen la aparición de caries dentales, es por ello que son usados muy frecuentemente en gomas de mascar, dentífricos y otros productos de higiene dental. El  xilitol  conocido así, por su aparición en la corteza de abedul se conoce como el azúcar de abedul, se utiliza también con frecuencia en productos de cuidado dental.

En contrapartida, si se abusa de este tipo de sustituto del azúcar puede provocar trastornos intestinales: flatulencia, diarrea y nauseas, por lo cual no son aconsejables para personas que sufran de colitis ni colon irritable.

La fructosa  o azúcar de las frutas:

La fructosa ofrece dentro de todos los sustitutos del azúcar es el que aporta la mayor cantidad de calorías, se le considera un sustituto del azúcar, pero sí que afecta a los niveles de azúcar en sangre, en menor nivel que el azúcar,  por ello no se le considera un sustituto del azúcar adecuado para diabéticos, así como tampoco los productos elaborados y endulzados con fructuosa.

Por otro lado se han realizado estudios donde el consumo de la fructuosa en grandes cantidades tiene un impacto negativo sobre el metabolismo de los lípidos en sangre y en la tensión arterial. Al igual que el azúcar la fructuosa es muy poco adecuada para la salud  dental.

Los jugo de manzana o miel de agave, cuyo componentes principales son concentrados de fructuosa tienen los mismos efectos sobre la salud, que hemos mencionado anteriormente.

Dextrosa:

Dextrosa (glucosa o dextrosa) es un tipo de azúcar que se produce naturalmente, por ejemplo en la miel y varias frutas. El poder edulcorante se puede comparar con el azúcar de mesa, por lo que generalmente se usa para cocinar y hornear. Es una buena alternativa para las personas con intolerancia a la fructuosa. Sin embargo  no resulta beneficioso su utilización por los diabéticos, ya que tiene un alto índice glucémico.

 

El termino de sustituto del azúcar es utilizado para aquellos edulcorantes que son productos que poseen un intenso sabor dulce en pequeñas concentraciones y no aportan valor nutricional (o lo disminuyen en una gran proporción). Y el azúcar  (sacarosa) es conocido como la que es obtenida industrialmente de la caña de azúcar  y de la remolacha azucarera.

Sustitutos del azúcar como la stevia, xilitol o la sacarina  (que es un edulcorante sintético), no sólo se encuentran en más y más productos  que componen nuestra dieta, sino que cada vez más  están presentes en la cocina diaria. Especialmente para los diabéticos y personas con dietas con control de hidratos de carbono, que utilizan los edulcorantes  o llamados sustitutos de azúcar y que en general, son una buena alternativa al azúcar.

Los objetivos primordiales para el  consumo de sustitutos del azúcar  son:

- Obtener un impacto significativamente menor en los niveles de azúcar en la sangre que el azúcar de mesa.

- Para proteger los dientes o

- Para reducir  la ingesta de calorías

¿Porque sustituir el azúcar?

Según la OMS, en todo el mundo, el consumo de azúcar diario por persona ha pasado de 58 gramos, en 2003, a 63 gramos, en 2013, lo que supone un aumento de casi el 10 %. Sin embargo, existen diferencias entre las regiones del mundo al respecto. Oceanía y Asía son las que han aumentado más el consumo, en un 21%. En África el porcentaje es del 15%.

Pero el azúcar común de mesa (sacarosa) se considera muy poco saludable: sacarosa está asociada con la obesidad, las enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares y el desarrollo de la caries. La OMS subraya que, actualmente, gran parte del azúcar que consumimos diariamente se encuentra oculta en alimentos que no son considerados como dulces. A título de ejemplo, el informe indica que una cucharada de salsa de tomate ketchup contiene 4 gramos de azúcar y que una lata de refresco dulce tiene hasta 40 gramos de azúcar, el equivalente a diez cucharadas de café.

Por lo tanto, más y más gente prefiere el acceso a un sustituto del azúcar. Esto ofrece varias ventajas:

• Muchos de los diversos sustitutos tienen significativamente menos calorías e incluso sin calorías - el azúcar de mesa,  aporta por 100 gr unas 400 kilocalorías, además está demostrado la capacidad adictiva del azúcar.

• Los sustitutos no produce caries, por lo que no promueven a diferencia de la caries de azúcar. (Debemos recordar que el alto consumo de azúcar es un factor que incide en la aparición de caries, pero que si se acompaña con la falta de higiene bucal se duplica el riesgo)

• Con los edulcorantes los diabéticos tienen la posibilidad de reducir el consumo de azúcar y comer dulces sin afectar demasiado a sus niveles de azúcar en la sangre.

¿Cuál es la diferencia entre los edulcorantes y los sustitutos del azúcar?

Comenzaremos por diferenciar que son los edulcorantes, los sustitutos del azúcar, porque edulcorantes, sustitutos de azúcar y edulcorantes artificiales no son los mismos. La ciencia detrás de los diversos nombres:

• Los edulcorantes son un sustituto del azúcar producido químicamente o de forma natural con un poder edulcorante extremadamente alta. Ellos virtualmente no contienen calorías y no promueven la formación de la caries, ya que no proporcionan alimento a la flora bacteriana de la cavidad bucal. Los edulcorantes son aptos para diabéticos.

• Los sustitutos del azúcar son los hidratos de carbono que no incrementan excesivamente los niveles de azúcar en la sangre porque son metabolizados independiente de la insulina. Es por eso que la mayoría de ellos son adecuados para los diabéticos. Además de la fructosa, los denominados alcoholes de azúcar se cuentan como sustitutos del azúcar. Su poder edulcorante es algo más baja a la del azúcar de mesa, y contienen menos calorías (pero es importante a la hora de su utilización, realizar un el cálculo del aporte de calorías que provenientes este tipo de azúcar a la dieta y considerarlas dentro del total de la ingesta diaria de calorías.)

Podríamos decir que los sustitutos del azúcar no son siempre  resultan ser más saludable que el azúcar. Entendemos que tenemos un elevado consumo de azúcar (tanto voluntario: el consumo de caramelos, etc;  como involuntario, que es el que viene escondido dentro de algunos alimentos), por lo que el consumo de un sustituto del azúcar se podría ver como una alternativa muy saludable.

Debemos considerar que para aquellos que tienen razones de salud para la utilización de sustitutos de azúcar como pueden ser los diabéticos y personas con regímenes hipocalóricos, los mejores son aquellos que no aportan calorías a la dieta.

Al igual que todo lo que se relaciona con la alimentación, no se debe abusar de los sustitutos del azúcar, ya que pueden tener efectos secundarios, como por ejemplo el consumo excesivo de alcoholes de azucares pueden producir efectos laxantes.

Es recomendable que  se asesore con un profesional a la hora de selecciona un sustituto del azúcar. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Es una enfermedad que desde el principio ha sido vinculada de forma muy directa a la forma de alimentarse, no obstante con el tiempo el tratamiento nutricional ha pasado a ser un elemento importante en su tratamiento.

En respuesta a su pregunta le comenzaré por definir lo que es la diabetes; es un conjunto de síntomas que afectan al metabolismo de los hidratos de carbono, de los ácidos grasos, los aminoácidos, vitaminas y minerales que pueden producir diversos tipos de patologías.

Las principales características de la diabetes se manifiestan como:

- Polifagia: un incremento de necesidad de comer, es debido a que la glucosa existente en la sangre es imposible ser utilizada por la célula, lo que hace que necesitemos consumir más alimentos.

- Polidipsia: incremento de la necesidad de beber, esto es debido a que en la sangre los niveles de azúcares están demasiado elevados, y producen una deshidratación dentro de las células.

- Poliurea: incremento de la necesidad orinar, que es consecuencia del consumo excesivo de agua, que debemos después eliminar.

Las consecuencias de estos síntomas es que hay un incremento de la utilización de las grasas para obtener energía, en consecuencia lleva al organismo a una cetosis,

Las secuelas de la diabetes están relacionadas de manera muy estrecha con el control glucémico y son directamente proporcionales al tiempo de evolución de la enfermedad. Actualmente se ha demostrado que un adecuado control del índice glucémico es capaz de prevenir, retardar o limitar el daño vascular que genera la enfermedad.

¿Cuál es el origen de la diabetes?

Se puede decir que la aparición de la diabetes no tiene un origen único, sino por el contrario son varios los factores, uno pueden ser factores genéticos y otro factores ambientales. De ahí que se clasifiquen den dos tipos de diabetes:

- Diabetes Mellitus tipo I o también conocida como insulina dependientes. Aparece antes de los 30 años, de forma súbita con signos y síntomas de hiperglicemia, en individuos que por lo general no son obesos, su calidad o cantidad de insulina no es suficiente para poder lograr mantener un nivel de glicemia estable, por lo cual son susceptible a la cetosis y a requerir que se les suministre insulina.

- Diabetes Mellitus tipo II o también conocida como no insulino dependiente, se presenta en personas con más de 30 años, con problemas de sobrepeso/obesidad, tienen poca sintomatología, no suelen sufrir cetosis a menos que cursen con otros enfermedades agudas. Aunque no son dependientes de insulina, suelen tener una resistencia a la misma, esto es que las células son incapaces de acoplar la insulina para que cumpla su función que es transportar la glucosa dentro de la célula, y es por ello que se les trata con hipoglucemiantes para controlar los niveles de azúcar.

Este tipo de diabetes se debe a una combinación de factores: malos hábitos alimentarios, falta de ejercicio, etc. Se encuentra que hay una alteración en la secreción de insulina, y a su vez la captación.

¿Tiene tratamiento la Diabetes?

Si, se debe decir que el tratamiento de la diabetes  es por tiempo indefinido y debe ser controlado por: endocrinos, que serán los encargados de realizar los ajustes terapéuticas que dependerán de la evolución, tipo de diabetes, patologías asociadas. Y de la nutricionista que será la que le adapte la dieta a las necesidades y objetivos particulares.

El tratamiento de la diabetes debe cubrir los siguientes objetivos

- Mejorar la calidad de vida de los pacientes y de su familia

- Control metabólico

- Eliminar los síntomas que producen las hiperglucemias.

- Evitar las complicaciones aguadas: cetosis, hipoglucemias, comas.

- Ayudar a mantener o alcanzar el peso saludable a los pacientes.

- Disminuir los factores de riesgo cardiovascular y evitar las complicaciones crónicas

En general las pautas nutricionales:

- Recomendar una ingesta nutricionalmente adecuada, cualitativa y cuantitativamente, de acorde a las necesidades individuales del paciente:

         - Deberá consumir suficientes calorías para mantener su peso O disminuirlo

         - Mantener un horario constante en el consumo de sus ingestas, y estás ingestas deberán aportar la cantidad de nutrientes adecuados, tanto en calidad como en cantidad.

         - El número de ingestas deberá ser incrementada incluyendo tentempiés a media mañana, media tarde y antes de ir a dormir.

         - Incrementar el consumo de hidratos de carbono complejos, evitar o limitar a un 10% el consumo de hidratos de carbono simples.

         -Proteínas: Deben representar entre el 10  y el 20% del total de las calorías totales. Pero estas recomendaciones deben ser revisadas si existe en el paciente problemas con la filtración renal.

         - Vitaminas y minerales: Se ha descrito la importancia del cromo  en la regulación del metabolismo de los hidratos de carbono y de las grasas, aumentando además la sensibilidad de la insulina. Por otro lado se ha demostrado que personas con diabetes tienen una concentración dentro de las células de vitamina C, menor del 30%, su suplementación reduce la fragilidad capilar, mejora el fluido sanguíneo. Y finalmente la vitamina B suele reducir los requerimientos de insulina y retardar la aparición de algunas de las complicaciones vasculares de la enfermedad.

         - Dependiendo del tratamiento con insulina, se deberá prever la ingesta de un tentempié nocturno con el fin de prevenir la hipoglucemia nocturna.

- Prevenir la hiperglucemia y la  hipoglucemia.

- En caso de personas con mayor actividad física, se les deberá planificar una ingesta de alimentos y líquidos necesarios adecuados a esta actividad física y acordes con la enfermedad

- Reducir el riesgo de aterosclerosis y complicaciones microvasculares.

Para más información solicita tu consulta: http://www.my-pdiet.com/reserva-visita

My-Pdiet

Personal Diet Consulting
Calle Bon Viatge, 42
08970 Sant Joan Despí
Barcelona - Spain
Tel: (+34) - 93.293.48.25
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pago 100% seguro

Marcas de aceptación