Categorías en nuestra tienda

Subscríbete

Recibe en tu email, nuestros consejos prácticos, novedades y ofertas de productos referentes a la nutrición y cuidado de tu cuerpo.

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Accede al dicccionario de dietas y nutrición - My-Pdiet.com

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Twitter

La respuesta es SI, y para esta respuesta me baso en un estudio publicado en el Journal of Clinical Investigation nos indica que comer con frecuencia comidas ricas en interrumpe la función hepática, revela un estudio nuevo y pequeño.

En algunos casos, cuando los alimentos grasos se comen repetidamente en exceso, las grasas se acumulan y causan una condición conocida como hígado graso no alcohólico.

Esta condición ha aumentado junto con la epidemia de la obesidad, y se piensa que pueden  afectar hasta un 25 por ciento de gente en los Estados Unidos. Puede conducir a la cirrosis, una condición seria que se caracteriza por la cicatrización del hígado.

Los investigadores descubrieron que los altos niveles de grasa saturada que encentramos  en algunos  alimentos, alteran inmediatamente el trabajo del hígado, posiblemente predisponiendo a nuestro organismo a generar una enfermedad grave que afectara el hígado.

Para este estudio, los investigadores asignaron 14 hombres jóvenes y sanos a consumir un placebo o una dosis de aceite de palma que variaba según su peso. El aceite de palma proporcionó niveles de grasa saturada equivalente a la de una pizza de pepperoni de ocho trozos o una hamburguesa con patatas fritas, según el informe.

El Dr. Michael Roden dice: "Los efectos imitan las anormalidades observadas en personas con enfermedad metabólica grave", como pueden ser el higado graso y la cirrosis.

Roden, director científico del Centro Alemán de Diabetes en la Universidad Heinrich Heine de Düsseldorf comenta: "Nuestros resultados muestran los cambios  tempranos que se producen, en el metabolismo hepático que conduce a enfermedades hepáticas grasas y cirrosis hepática, en el contexto de la obesidad y la diabetes tipo 2"

Esta "sobrecarga de grasas" provocó que el hígado produjera un 70 por ciento más de glucosa, lo que implica un  aumento en los niveles de azúcar en la sangre con el tiempo, continua Roden.  En consecuencia esto ayudaría a incrementar la sensibilidad a la insulina  que es la causante de la diabetes tipo 2.

La carga de grasa también causó que las células del hígado trabajaran más, lo que podría estresarlas y contribuir a la enfermedad hepática.

Además, la grasa saturada redujo la capacidad del hígado para almacenar glucosa en comparación con la grasa ", lo que con el tiempo podría favorecer las enfermedades hepáticas grasas", dijo Roden.

El Dr. Hannele Yki-Jarvinen es profesor de medicina en la Universidad de Helsinki en Finlandia. "Sabemos que las dietas  con altos contenidos en grasas saturadas  producen el  hígado graso", dijo.

"Las grasas saturadas como la mantequilla, los quesos grasos y el aceite de coco son, por tanto, lo peor que se puede comer desde el punto de vista del hígado", dijo Yki-Jarvinen, coautor de un comentario que acompaña al nuevo estudio.

Yki-Jarvinen dijo que mientras que la cirrosis es difícil de revertir, la mayoría de la gente puede aumentar su salud del hígado.

Además de su trabajo con los seres humanos, los investigadores también lanzaron un análisis similar de la ingesta de grasa en los ratones. Esto dio una idea de cómo la grasa afecta el funcionamiento de los genes, dijeron los autores del estudio.

A continuación, Roden dijo que espera saber cuánto tiempo duran los efectos de una comida alta en grasa y cómo se compara con los de otros nutrientes, como proteínas y carbohidratos.

Pero la noticia positiva: Es posible que las personas sanas puedan superar fácilmente estos efectos, cambiando a una dieta más saludable con  una proporción adecuada de grasas saludables  como pueden ser aceite de oliva,  nueces, etc. y rica en frutas y verduras.

Te invito a que leas algunas pautas para cuidar tu hígado

Mas información

 

Demencia y estado nutricional del paciente.

Miércoles, 15 June 2016 08:00 Publicado en Blog

Comenzamos por las consecuencias que produce la demencia. Esta origina cambios graves y progresivos en las capacidades intelectuales y en la conducta del paciente quien la padece desde el inicio hasta la fase final, llegando a la pérdida absoluta de su autonomía. Tanto el enfermo como sus parientes, sufren las consecuencias de una enfermedad despoja de personalidad al paciente y  que provoca una alta invalidez. Es vital que una de las funciones básicas que deben conservarse es la nutrición.

Para la obtención de este objetivo, se debe personalizar la alimentación  segun las diferentes fases de la enfermedad, tomando en cuenta siempre el estado de las capacidades cognitivas, sensoriales y motrices del paciente. Las dificultades en la alimentación de los ancianos vienen derivadas de las pérdidas de sus capacidades, de los trastornos de conducta que aparecen y de los defectos en el cuidado.

La preparación de los alimentos va a depender de la capacidad para masticar que aún posea y de la existencia de alteraciones deglutorias. En todo momento la composición de los mismos ha de adaptarse a las necesidades, habiendo de contener la suficiente proporción de proteínas, grasas y fibras, reduciendo el contenido energético cuando la movilidad del anciano se reduce o desaparece.

En la etapa Inicial: Se caracteriza por pérdida de memoria reciente, incapacidad para retener nueva información y problemas de juicio. Es probable se produzcan dificultades para comprar, preparar y almacenar alimentos, También  pueden olvidarse de comer o comer la misma comida dos veces. Otra característica es que los pacientes con esta enfermedad tienen dificultades para reconocer y detectar olores, lo cual se manifiesta como una especial predilección por los alimentos dulces y salados.

Etapa Intermedia: hay un aumento de la agitación e hiperactividad, las necesidades energéticas aumentan y el paciente pierde peso. En esta etapa estos pacientes pueden necesitar ayuda para alimentarse.

En la etapa Final: el paciente puede ser incapaz de tragar y requerir alimentación por sonda. Algunos pacientes pueden negarse a abrir la boca, mientras que otros pueden convertirse en comedores compulsivos o tratar de ingerir objetos incomibles. Aquí el enfermo puede tener disfagia y entonces requerir mucho tiempo para comer, los trastornos de la deglución hace muy difícil la toma de líquidos y es peligrosa la de alimentos sólidosEn el momento de la comida, los cuidados van a ir dirigidos a suplir al enfermo en estas actividades, teniendo el riesgo de aspiración siempre presente.

Con el fin de evitar la aspiración, es esencial que aquellos enfermos que tienen riesgo de disfagia se les hayan identificado signos precoces, no tomen nada de forma oral hasta que no haya sido valorados apropiadamente por profesionales de la salud expertos en esta materia. (Hablaremos de ello el viernes)

El deterioro del “reflejo de deglución” y de la epiglotis (membrana que se encuentra en la faringe y que impide que el alimento vaya a los pulmones) o simplemente a que, debido a la enfermedad, el afectado se olvida de tragar hacen que la neumonía por aspiración es una de las complicaciones frecuentes en la etapa final. En todo momento se debe estar muy pendiente del estado nutricional del paciente, se debe vigilar que su nutrición sea cualitativa y cuantitativamente correcta.

En esta época los requerimientos nutricionales se ven incrementados debido a al rápido crecimiento y que se debe duplicar la masa corporal, es por ello que también varían sus necesidades nutricionales.

En este periodo de crecimiento físico rápido y del desarrollo sexual, se aprecia asimismo una maduración de toda la personalidad, con sus tensiones y presiones concomitantes. De la crisis de identidad, nace un impulso de independizarse de las restricciones de los padres, unido a su mayor necesidad de orientación y confianza. Se siente la urgencia de recibir la aprobación  por parte del grupo, prevalecen las manías alimentarias.

Los adolescentes suelen presentar una marcada variación del gasto energético y las recomendaciones representan un promedio en lugar de los requerimientos individuales. Las proteína de las dieta son esenciales parar proporcionar aminoácidos para el crecimiento. Los requerimientos de calcio dependerán de la ingesta de vitamina D, y fósforo. El esqueleto contiene el  99% del calcio corporal y el 45% de la masa esquelética se forma durante la adolescencia. Los requerimientos de hierro están relacionados con los aumentos en el volumen sanguíneo, hemoglobina y síntesis de mioglobina, y en las chicas con las perdidas menstruales.

Deben asegurarse los aportes adecuado de calcio, hierro y cinc, que por los hábitos que tienen los adolescentes su consumo está bastante bajo.

Se debe prestar especial atención al adolescente vegetariano puro (que no consume ni leche de nuevos)  y que puede desarrollar deficiencias de vitamina D y B12, calcio, cinc y hierro en especial para las mujeres ya que es el momento de inicio de la menstruación.

¿Qué problemas presentan los adolescentes?

Los hábitos alimentarios de los adolescentes difieren de los de cualquier otro grupo, se caracteriza principalmente por una mayor tendencia a saltarse la comida, incremento en el consumo de aperitivos, dulces, bebidas carbonatadas, comidas rápidas.

Es en esta época de la vida tienen dificultad para aceptar los valores existentes, están en buscando su propia identidad, aceptación social y conformidad con su estilo de vida.

Es frecuente observar que los adolescentes presentan mayor incidencia de caries dentales, obesidad, sobre peso, tendencia a seguir dietas de moda, la anorexia y la bulimia.

A continuación le presentaremos las recomendaciones dietéticas (RDA) Food an Nutrition Board, National Academy of Sciences-National Research Council (revisión 1999)

En este caso está ya por sexo y dos franjas de edad, porque las necesidades son diferentes

Varones de 11- 14 años

cantidades

Mujeres de 11 a 14 años

cantidades

Proteínas gr

45

Proteínas gr

400

Vitamina A µg ER

1.000

Vitamina A µg ER

800

Vitamina D µg

10

Vitamina D µg

10

Vitamina E µg ET

10

Vitamina E µg ET

8

Vitamina K µg

45

Vitamina K µg

45

Vitamina C mg

50

Vitamina C mg

50

Tiamina mg

1,3

Tiamina mg

1,1

Riboflavina mg

1,5

Riboflavina mg

1,3

Niacina mg EN

17

Niacina mg EN

15

Vitamina B6 mg

1,7

Vitamina B6 mg

1,4

Folatos µg

150

Folatos µg

150

Vitamina B12 µg

2.0

Vitamina B12 µg

2,0

Calcio mg

1.200

Calcio mg

1.200

Fósforo mg

1.200

Fósforo mg

1.200

Magnesio mg

270

Magnesio mg

280

Hierro mg

12

Hierro mg

15

Cinc mg

15

Cinc mg

12

Yodo µg

150

Yodo µg

150

Selenio mg

40

Selenio mg

45

 

Varones de 15- 18 años

cantidades

Mujeres de 15 a 18 años

cantidades

Proteínas gr

59

Proteínas gr

44

Vitamina A µg ER

1.000

Vitamina A µg ER

800

Vitamina D µg

10

Vitamina D µg

10

Vitamina E µg ET

10

Vitamina E µg ET

8

Vitamina K µg

65

Vitamina K µg

55

Vitamina C mg

60

Vitamina C mg

60

Tiamina mg

1,5

Tiamina mg

1,1

Riboflavina mg

1,8

Riboflavina mg

1,3

Niacina mg EN

20

Niacina mg EN

15

Vitamina B6 mg

2,0

Vitamina B6 mg

1,5

Folatos µg

200

Folatos µg

180

Vitamina B12 µg

2,0

Vitamina B12 µg

2,0

Calcio mg

1.200

Calcio mg

1.200

Fósforo mg

1.200

Fósforo mg

1.200

Magnesio mg

400

Magnesio mg

300

Hierro mg

12

Hierro mg

15

Cinc mg

15

Cinc mg

12

Yodo µg

150

Yodo µg

150

Selenio mg

50

Selenio mg

50

La principal característica de este grupo de edad es que tiene un crecimiento moderado que se calcula que esta entre 2 a 4 Kilos por año y entre 5 y 6 cm/por año. En esta época es importante la cantidad de energía y nutrientes son importantes ya que comienzan acumular las reservas como preparación para el estirón. Pero es importante que estas reservas no sean excesivas, ya que pueden traer como consecuencias obesidad.

Debemos hacer hincapié que una buena nutrición depende de una relación alimentaria positiva. La relación alimentaria es un proceso interactivo en el que participan el niño y la madre y se conforma con todas aquellas interacciones que suceden en torno a la alimentación como: selección compra, ingestión, actitudes y comportamientos.

Tienen un apetito voraz, rechazan pocos platillos y muestran fuertes preferencias. Juzgan la comida por su olor o sabor y sienten apetito por las que presentan formas atractivas.

A los 9 años suelen mostrar profundo interés por la comida, les gusta ayudar a prepararla y son firmes en sus preferencias y aversiones, suelen comer cualquier cosa pero siguen prefiriendo aquellos platos caseros.

¿Qué problemas se presentan en esta etapa?

En esta etapa los hábitos del preadolescentes  suelen estar más influidos por la presión de los medios de comunicación, de los amigos, etc. que por los propios padres. Por otro lado la alimentación también puede verse influenciada por la adaptación a la escuela.

Es frecuente entre este grupo de población observar que pueden tomar el desayuno solos o evitarlos, y que es imposible poder controlar los aperitivos o dulces después del colegio.

En principio si los hábitos están bien establecidos en la etapa precedente no se presentarán ningún tipo de problemas que se han mencionado con anterioridad.

A continuación le presentaremos las recomendaciones dietéticas (RDA) Food an Nutrition Board, National Academy of Sciences-National Research Council (revisión 1999)

 

Niños de 7 a 10 años

cantidades

Proteínas gr

28

Vitamina A µg ER

700

Vitamina D µg

10

Vitamina E µg ET

7

Vitamina K µg

30

Vitamina C mg

45

Tiamina mg

1,0

Riboflavina mg

1,2

Niacina mg EN

13

Vitamina B6 mg

1,4

Folatos µg

100

Vitamina B12 µg

1,4

Calcio mg

800

Fósforo mg

800

Magnesio mg

170

Hierro mg

10

Cinc mg

10

Yodo µg

120

Selenio mg

30

El apetito a esta edad suele ser esporádico y paralelo a la ganancia de peso. La comida suele tener un interés secundario. La mayoría del tiempo se pasa fuera de casa en la guardería, etc. y el consumo de alimentos entre comidas se ve incrementado. El desarrollo del niño preescolar le permite autoalimentarse sin ayuda, posees una mayor coordinación de las habilidades motoras y tiene intereses cambiantes y variados. Tienen menos problemas nutricionales. Para estimular los hábitos nutricionales sanos y prevenir deficiencias o excesos nutricionales deberán informarse a los padres sobre principios básicos de alimentación. Hacer hincapié en que los aperitivos o postres con gran cantidad de azúcares tienen un mayor aporte energético y que suelen ser de escaso valor nutricional, para evitar la obesidad y las caries dentales.

Durante los años preescolares los niños tiene preferencias y aversiones perfectamente definidas en materia de alimentos. Por supuesto, existen diferencia individuales significativa; pero, estos niños suelen preferir los alimentos de sabor suave, de consistencia blanda, del tipo de jalea, y tibios en cuanto a temperatura.

Son más populares aquellos alimentos que se pueden comer con las manos, así como aquellos alimentos  de colores vivos que suelen atraerles.

Se debe recordar que las preferencias y aversiones de los padres por los alimentos suelen afectar también a los hábitos de alimentación del niño. Esta influencia puede ser indirecta porque los alimentos que a los padres no les gustan, no los suelen servir en casa.

Las raciones a servir deben ser pequeñas, pero siempre tomando en cuenta las preferencias, el apetito, el estado de salud físico y emocional del niño.

De los 6 a los 7  años los niños están dispuestos a probar nuevos guisos y aceptan los que antes habían rechazado.

A continuación le presentaremos las recomendaciones dietéticas (RDA) Food an Nutrition Board, National Academy of Sciences-National Research Council (revisión 1999)

Niños de 4 a 6 años

cantidades

Proteínas gr

24

Vitamina A µg ER

500

Vitamina D µg

10

Vitamina E µg ET

7

Vitamina K µg

20

Vitamina C mg

45

Tiamina mg

0,9

Riboflavina mg

1,1

Niacina mg EN

12

Vitamina B6 mg

1,1

Folatos µg

75

Vitamina B12 µg

1,0

Calcio mg

800

Fósforo mg

800

Magnesio mg

120

Hierro mg

10

Cinc mg

10

Yodo µg

90

Selenio mg

20

My-Pdiet

Personal Diet Consulting
Calle Bon Viatge, 42
08970 Sant Joan Despí
Barcelona - Spain
Tel: (+34) - 93.293.48.25
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pago 100% seguro

Marcas de aceptación