Imprimir esta página

El ácido fólico en la prevención de la espina bífida

El embarazo aumenta la incidencia de déficit  de folatos. Incluso en las poblaciones que consumen dietas adecuadas desde el punto de vista nutricional.

Estas carencias constituyen riesgos tanto para la madre como para la criatura:

-          Para la madre: riesgos de fatiga, depresión, pérdida de cabello, alteraciones de la piel, estrías. Todos estos problemas sobrevienen durante el embarazo y son acentuados progresivamente y dificultan/imposibilitan una lactancia materna de calidad.

-          Para la criatura: en el caso de deficiencia de vitamina B5 un nacimiento prematuro, si hay carencias de cinc, un bajo peso y de inmunodeficiencias, y en el caso del folato, la espina bífida.

¿Qué es la espina Bífida? Es una malformación congénita del tubo neuronal, que se caracteriza porque uno o varios arcos vertebrales posteriores no han fusionado correctamente durante la gestación y la médula espinal queda sin protección alterándose la transmisión de impulsos nerviosos. 

¿Qué funciones tiene el ácido fólico? El ácido fólico es necesario para la producción y mantenimiento de las nuevas células, en especial durante el proceso de división y crecimiento celular que se lleva a cabo durante el embarazo. Es en este período en donde el incremento de síntesis de ácidos nucleicos y proteínas se encuentra en el nivel más alto cuando los requerimientos de folatos aumenta, cuando este nivel de folatos no se ve satisfecho se interrumpe la producción de ácidos nucleicos y las células no son capaces de producir suficiente ADEN para seguir con la divisiones celulares.

¿Dónde podemos encontrar el ácido fólico en los alimentos? El ácido fólico , puede aportarse mediante una dieta adecuada que contenga frutas, zumos, cereales suplementados o integrales y hortalizas. Recordemos que el ácido fólico no se almacena en el organismo

¿Cómo podemos prevenir la espina bífida? Así pues la deficiencia de folato se puede prevenir en las mujeres que comienzan el embarazo con unas reservas moderadas del nutriente si reciben un equivalente de 200µg  de ácido fólico al día. En las mujeres con pocas reservas de folato la recomendación de suplementación puede ser incrementada hasta unos niveles 300 µg diarios.

Sabiendo que la absorción del folato que proviene de los alimentos esta sobre el 50%, las Recomendaciones Diarias Americanas del nutriente ha establecido en unos 300 µg diarios de ácido fólico durante el embarazo, para aumentar o conservar las reservas maternas y cubrir el aumento  por el crecimiento rápido de los tejidos, con el objetivo de poder reducir el riesgo de los defectos del tubo neuronal.

Pide más información a tu nutricionista: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Modificado por última vez en Sábado, 18 April 2020 20:45
Valora este artículo
(1 Voto)
My-pdiet

My-Pdiet es un portal de Personal Diet Consultingtus expertos en nutrición, dietética y seguridad alimentaria.

 

Sitio Web: www.my-pdiet.com