Imprimir esta página

Nutrición en la disfagia

DISFAGIA.

Se conoce como la alteración o la dificultad en el proceso de la deglución, esto implica en una clara limitación para poder hidratarse y alimentarse. En ocasiones este proceso tan sencillo como es hidratarse y alimentarse, para las personas que sufren disfagia puede conllevar a un riesgo de peligro para sus vidas llegando a producir complicaciones respiratorias graves.

La dificultad para deglución puede afectar a cualquiera de sus fases: oral, faríngea y esofágica. Las causas pueden ser

-      mecánica  que se refieren a resección quirúrgico o alteración de uno o más órganos de la deglución por traumatismo, obstrucción, cáncer o alguna otra enfermedad 

-      paralíticaque es debida a una lesión de la corteza cerebral o alguna lesión de los pares craneales del tronco del encéfalo, en especial del bulbo raquídeo.

Los trastornos de la deglución pueden caracterizarse por debilidad o falta de coordinación en la musculatura de la cavidad oral y la faringe, reduciendo la sensibilidad de la cavidad oral y la faringe por trastornos de los nervios motores y sensitivos que impiden la masticación o la deglución  después de alguna lesión neurológica.

El objetivo del tratamiento nutricional consiste en:

-      Mantenimiento de la seguridad del paciente.

-      Mejorar y/o mantener su estado nutricional

-      Y al igual que la alimentación de cualquier persona la satisfación organoléptica.

Los ajustes dietéticos constituyen una parte importante del tratamiento de la disfagia. Después del diagnostico de la disfagia, es importante alimentar de forma adecuada al paciente, mientras se le enseñan pautas terapéutica y compensatorias que permitan enfrentarlo. Es importante mantener el estado nutricional del paciente a pesar de cualquier limitación de la ingesta oral.

La adecuación nutricional de la dieta para los pacientes con disfagia, no es que carezcan de forma intrínseca de nutrientes, la adecuación vendrá dado básicamente por la capacidad que tenga el paciente de consumir por vía oral los alimentos. En muchos casos es necesario la suplementación por vía enteral.

Algunas consideraciones a tomar en cuenta a la hora de planificar la alimentación en la disfagia:

La primera norma a respetar para la alimentación de las disfagias es que solo debe administrarse al paciente aquellos alimentos que puedan masticarse y deglutirse con seguridad

Se deberá evitar sobrecargar al paciente con cantidad de comida

Es preferible que la temperatura de la comida sea templada (temperatura ambiente), levemente sazonados o moderadamente dulces.

Evitar suministrar aquellos alimentos que tengan la propiedad de adherirse al paladar, ya que esto puede ocasionar fatiga al paciente.

Controlar el tamaño de los trozos, que no sean demasiado pequeños ya que pueden perderse dentro de la cavidad bucal y provocar asfixia.

El mayor problema lo presentan los líquidos, aquellos que son poco densos pueden fluir hacia la faringe si desencadenar el reflejo de la deglución, cayendo en la vía aérea vierta. Existen en el mercado gran variedad de espesantes,  en principio se consideran tres texturas:

  1. Néctar: al caer forma un filo hilo, se parece a la textura del zumo de melocotón. Es posible beberla mediante una caña
  2. Miel: forma gotas gruesas y al caer no mantiene su forma, se parece a la miel, es posible beberla o tomarla con cuchara
  3. Pudín: es más gruesa, al caer mantiene su forma de bloques, se utiliza cuchara.

Queda contraindicados aquellos productos con doble textura: caldo con fideos o tropezones, gelatinas con frutas, carne picadas con caldo, fruta en almíbar con jugo, y cereales con leche.

El objetivo es suministrar aquellos alimentos que tengan la propiedad de formar un bolo compacto en el interior de la boca, los alimentos que tengan las propiedades de disgregarse (arroz blanco son recomendables.

Para hacer mas jugosos los alimentos se puede añadir salsas, ya que ello facilitará la formación del bolo.

Al igual que en la alimentación normal, se debe buscar que la presentación del plato resulte apetitosa y vriada.

Es importantísimo valorar y tratar  a cada paciente de forma individual y personalizada.

A la hora de consumir los alimentos, también es muy importante la postura adecuada para evitar el riesgo de asfixia, es preferible que se coloque en un angulo de 90º, con los pies apoyados en el suelo y la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante. En pacientes encamados, la cabecera deberá colocarse a 45º, rodillas flexionadas 15º, y el cuerpo y la cabeza, ligeramente inclinados hacia adelante. Y mantener esta postura por lo menos 30 minutos después de cada comida

Otra condición a tomar en cuenta es el ambiente, importantísimo que sea agradable y libre de distracciones. Evitar conversaciones o estímulos que puedan producir risa o llanto.

En el caso de que el tiempo de consumir los alimentos sea superior a 50 – 60 minutos es recomendable fraccionar la toma

No suministrar un nuevo bocado, hasta verificar que se haya tragado el anterior

¿Cuáles pueden ser los alimentos de riesgo o texturas díficiles?

Alimentos con pieles, grumos, huesitos, tendones, cartílagos, pescados con espinas.

Alimentos con pieles o semillas: mandarinas, uvas, tomate, higo, guisantes, soja, garbanzos

Alimentos crujientes y secos que se deshacen en la boca: tostadas, biscotes, galletas, patatas chips, snaks, queso seco, pan.

Alimentos duros y secos: frutos secos, pan de cereales.

Alimentos que desprenden agua al morder: melón, sandía, naranja, pera de agua.

Alimentos fibrosos: espárragos, piña, apio, lechuga

Alimentos que pueden fundirse en la boca: helados o gelatinas

Alimentos que se dispersen por la boca: arroz, guisantes, pasta, lentejas, garbanzos, alubias.

Alimentos pegajosos: plátano, chocolate, miel, pan de molde, caramelos masticables, bollería.

Alimentos con dobles texturas: sopas con pastas, sopas con trozos de verduras, sopa con tropezones, yogures con trozos de frutas o de cereales, leche con cereales.

ENFERMEDAD DE PARKINSON:

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que se caracteriza por la pérdida progresiva de células de la sustancia negra, que liberan el neurotrasmisor que se conoce como Dopamina. La pérdida de la dopamina es la responsable de los trastornos motores. Es una enfermedad muy frecuente en ancianos y mayoritariamente en varones.

Las características de la enfermedad:

  1. Temblor en reposo
  2. Rigidez muscular.
  3. Lentitud de movimientos,
  4. Inestabilidad muscular

La dieta en la enfermedad de Parkinson por sí misma no lleva a la cura de la enfermedad. Pero sí que es importante realizar modificaciones en la dieta para poder potenciar  estabilizar el tratamiento médico, que en casi todos los casos son tratamientos sintomáticos.

El objetivo del tratamiento nutricional es  controlar los efectos adversos de la medicación. Cuya base es un tratamiento con levodopa, es un precursor de la dopamina.

Una de las consecuencias de este tratamiento al principio es que el paciente presenta nauseas y vómitos, una de las recomendaciones que se hace es realizar la toma lo más cerca posible de las ingestas.

Es bien reconocido que los aminoácidos de la dieta pueden inhibir el transporte de la levodopa a nivel sanguíneo y en consecuencia su traslado hacia el cerebro. Por ello una dieta con una redistribución correcta de la ingesta de proteínas favorece la absorción de este medicamento. En algunos casos no solo es necesario la redistribución de proteínas, y por ende un reajuste del aporte nutricional sino también de la  consistencia de la dieta dependiendo del nivel de alteración de las funciones de masticación y deglución.

En el caso de esta enfermedad se recomienda el aporte de un multivitamínico que asegure el 100% de los aportes nutricionales, ya que los pacientes no consumen una dieta equilibrada. También de calcio y hierro.

Se ha sugerido que un aporte del aminoácido Triptófano, puede tratar eficazmente ciertos aspectos de la enfermedad, ya que es un precursor de la serotonina, que es un neurotransmisor parecido a la levodopa, pero la ingesta de grandes dosis de triptófano, no resulta útil en el tratamiento del Parkinson ya que puede producir deterioro al antagonizar la absorción de levodopa.

En pacientes que deseen mantener un estado óptimo durante el día pueden beneficiarse con la redistribución de las proteínas. Una restricción de proteínas a 10 gramos o menos durante el día y hasta las 17.00 mejora la eficacia de la levodopa y reduce las fluctuaciones de la respuesta en algunos pacientes, el resto de las necesidades de proteína se suministran a partir de esta hora, pero esto llevará como consecuencia que a partir de esa hora, el efecto del medicamento se verá disminuido. La ventaja de aplicar está redistribución de las proteínas, es que permite a la persona afectada poder realizar sus actividades diurnas de una forma  más adecuada.

Uno de los principales problemas que puede presentarse en la enfermedad de Parkinson es la pérdida de peso, esto es debido:

- a un incremento del gasto energético debido a los movimientos involuntarios inducidos por la medicación o temblor grave.

-  La depresión, demencia y la disfagia.

-  Efectos secundarios de la medicación; nauseas

-  Por las limitaciones autoimpuestas de proteínas, para mejorar la actuación del medicamento.

Otro efecto secundario es el estreñimiento ya que está asociada a una disfunción autonómica, como efecto secundario de la medicación, una disminución del consumo de líquidos y fibra sobre todo en pacientes con problemas de deglución  o de los que son capaces de poder sostener una taza o vaso.

En los pacientes con Parkinson se debe estar también muy pendiente de la presencia de hipotensión postural que es debida a la disfunción autonómica debida a la enfermedad y por los medicamentos que pueden hacer que esta se exacerbe, esto es manejable a través de un adecuado aporte de sodio mediante la dieta.

Modificado por última vez en Domingo, 12 June 2016 19:34
Valora este artículo
(1 Voto)
My-pdiet

My-Pdiet es un portal de Personal Diet Consultingtus expertos en nutrición, dietética y seguridad alimentaria.

 

Sitio Web: www.my-pdiet.com

Medios

http://youtu.be/hSVaLMiqiWg