Categorías en nuestra tienda

Subscríbete

Recibe en tu email, nuestros consejos prácticos, novedades y ofertas de productos referentes a la nutrición y cuidado de tu cuerpo.

Accede al dicccionario de dietas y nutrición - My-Pdiet.com

Twitter

Tipología de dietas.

Cuando hablamos de dietas podemos considerarlas desde el punto de vista de la adecuación de su composición con los requerimientos nutricionales que diversas organizaciones de ámbito mundial (OMS/WHO) han establecido.

 La adecuación  nutricional está basada en la presencia de todos los componentes nutricionales  que se asume que son esenciales y en las cantidades precisas, para un correcto y armónico funcionamiento del organismo.

 Desde una perspectiva muy genética podríamos dividir las dietas en función de si contienen todos los elementos nutritivos esenciales y en las proporciones adecuadas o por el contrario si falta algún elemento esencial o existe una clara desproporción entre alguno de ellos.

 Así podríamos establecer la siguiente clasificación;

    DIETAS EQUILIBRADAS

    DIETAS NO EQUILIBRADAS.

    DEFICITARIAS: DISOCIADAS.

    VEGETARIANAS                                         

Si bien pueden darse situaciones obvias de deficiencia de algún componente de la dieta en situaciones muy concretas, como la malnutrición calórico-proteica, o el caso de vegetarianos estrictos, el sentido general de la comunicación está relacionado con la mala práctica nutricional, es decir la utilización (o incluso no utilización) de nutrientes de manera no equilibrada para tratar de conseguir algún objetivo determinado.

 De un modo casi intuitivo asociamos estas dietas deficitarias con los procesos destinados a perder peso, ligándolas de modo casi exclusivo con un bajo contenido de energía. Sin embargo no siempre es así, puesto que dietas con un elevado contenido calórico también las podríamos considerar como deficitarias dentro de la categoría de los desequilibradas,

 Estas dietas sesgan la actividad del metabolismo intermediario induciendo una actividad gluconeogénica continuada a  partir de aminoácidos y como consecuencia magnificando la utilización energética de a.a, alterando de paso el balance hídrico del individuo, puesto que la mayor producción de urea  como consecuencia del catabolismo proteico requiere elevados niveles de agua para su eliminación por la orina.

 De hecho las dietas cetogénicas comparte con las anteriormente mencionadas la deficiencia de aporte de glúcido, si bien es este caso el aporte de lípidos es tanto o más elevado por el de proteínas,

 En  el caso de las dietas cetogénicas se trata de utilizar las proteínas para la síntesis de glucosa al tiempo que la movilización de las reservas grasas del organismo proporciona el substrato energético, la elevada tasa de movilización de lípidos comporta finalmente un considerable aumento de los niveles de cuerpos cetónicos en sangre que provoca una respuesta homestática masiva con tal de mantener equilibrado el pH sanguíneo. Normalmente este tipo de dietas comporta efectos secundarios no recomendables como la pérdida de iones metálicos o la pérdida no deseada de proteínas.

 Las dietas disociadas son otro tipo e dietas deficitarias, aunque en este caso la deficiencia se produce en el parámetro tiempo, puesto que se persigue separar en el tiempo la ingestión de nutrientes que normalmente se ingerirán simultáneamente. Estas dietas provocan una constante modificación de la actividad del metabolismo intermediario en función del tipo de nutriente que se ingiera. Ala larga, si bien no son dietas problemáticas por causa de sus relativas carencias, suele provocar una pérdida no deseada de proteína.

 Bajo el epígrafe,  otras dietas se pueden colocar todas aquellas que podrían calificarse de absoluta o con otros adjetivos, incluso superlativos, y que normalmente no tiene la menor base científica, cuando no entran en abierta contradicción con procesos fisiológicos perfectamente constatados.

 Así, tan absurdo es ingerir cualquier cosa antes de las 8 de la mañana pensando en que el organismo no contabiliza la energía ingerida, como comer la carne sólo en forma cruda. En el primer caso, el único argumento esgrimido para su publicidad es que la recomendaba una conocida estrella de la TV. En el segundo caso, los orígenes pueden ser inciertos, y aunque en ocasiones ciertos platos de carne cruda puedan resultar muy apetitosos, la cocción de la proteína favorece su desnaturalización y por tanto facilita su hidrólisis y absorción, así como la de muchos minerales que la acompañan.

 Estas dietas pueden llegar a considerarse mágicas, si el que la aplica llega a creer que es la panacea universal que le permitirá el cambio de figura en un poco espacio de tiempo y sin apenas esfuerzo.

 Lo peor de estas dietas, es que hay una disminución brutal de micronutrientes esenciales (vitaminas y minerales) para el buen funcionamiento del organismo, que en ningún caso se suplementan.

 En definitiva, no existe una dieta perfecta, ya que cada uno de nosotros somos diferentes, y para poder lograr cualquier objetivo: bajar peso, estar en forma, aumentar de peso, controlar el colesterol, tiene que ser bajo la supervisión de un nutricionista, que adapte todos los factores fisiológicos, de hábitos alimentarios, etc. a las necesidades de cada individuo.

Modificado por última vez en Martes, 03 November 2015 17:10
Valora este artículo
(1 Voto)
My-pdiet

My-Pdiet es un portal de Personal Diet Consultingtus expertos en nutrición, dietética y seguridad alimentaria.

 

Sitio Web: www.my-pdiet.com

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios

My-Pdiet

Personal Diet Consulting
Calle Bon Viatge, 42
08970 Sant Joan Despí
Barcelona - Spain
Tel: (+34) - 93.293.48.25
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pago 100% seguro

Marcas de aceptación