Categorías en nuestra tienda

Subscríbete

Recibe en tu email, nuestros consejos prácticos, novedades y ofertas de productos referentes a la nutrición y cuidado de tu cuerpo.

Accede al dicccionario de dietas y nutrición - My-Pdiet.com

Twitter

¿Porque la vitamina D y el calcio, pueden favorecer en la prevención de las fracturas seniles o postmenopáusicas?

La vitamina D es necesaria para el mantenimiento de la integridad de la estructura ósea de nuestro cuerpo, es decir nuestro esqueleto. En el caso de los bebes, niños y adolescentes tienen una mayor necesidad de vitamina D, una ingesta inadecuada de esta vitamina desarrolla una enfermedad conocida como raquitismo, en el caso de los adultos se produce osteomalacia.

La Vitamina D es un componente fundamental en el tratamiento de la osteoporosis y es vital para la absorción de calcio y para el desarrollo de huesos sanos y fuertes, lo cual ayuda a prevenir las fracturas. Sin embargo, la mayor parte de las dietas no aportan cantidades suficientes de esta vitamina.

El calcio es un mineral necesario para la formación y mantenimiento del tejido esquelético, los dientes y  para la integridad funcional de nervios y músculos, donde afecta a la excitabilidad y contracción del músculo y a la liberación de neurotransmisores. También interviene en la coagulación de la sangre, porque activa la fibrina proteínica que es un componente que se encuentra en nuestra sangre.

El calcio necesita de ayuda para poder ser absorbido, y esta ayuda viene dada por la vitamina D. Es posible también la absorción del calcio a través de factores dietéticos como  la lactosa y  ciertos aminoácidos: lisina y arginina.

Por otro lado debemos recordar que durante la vejez como proceso natural se presenta:

-       una rigidez progresiva de los músculos y articulaciones que dificultan su movilidad.

-       Por otro lado se ve disminuida su agudeza y campo visual.

Esto trae como consecuencia una pérdida de equilibrio y disminución en los reflejos.

Los factores de riesgo para sufrir una fractura en la tercera edad:

-       Antecedentes de fracturas anteriores

-       Mayores de 75 años.

-       Bajo peso corporal.

-       Padecimiento de enfermedades: cardiovasculares, renales, osteoporosis o hipertiroidismo

-       Ingesta inadecuada o absorción disminuida de calcio, magnesio y vitamina D.

-       Inactividad física.

-       Deficiencia mental

Cuando un adulto mayor sufre una caída las consecuencias pueden ser devastadoras no solo para el paciente sino también para la familia, la sociedad y los sistemas de salud.

La Vitamina D y el calcio son esenciales para el desarrollo y mantenimiento de los huesos a lo largo de la vida. Además de ayudar al cuerpo a absorber el calcio y actuar para desacelerar la pérdida mineral ósea, la vitamina D también afecta a los músculos.

Se ha realizado una revisión bibliográfica de publicaciones contenidas en las bases de datos de PubMed, Medline, Science Direct, biblioteca Cochrane, MEDES y Scielo y hemos encontrado los siguientes resultados y conclusiones

-       La vitamina D tiene un rol clave en la prevención de la osteoporosis, una enfermedad grave que se caracteriza por un aumento en la fragilidad de los huesos, han demostrado que puede reducir el riesgo de caídas y fracturas en aproximadamente un 20% al mejorar la fuerza y la función muscular.  

-       La piel  de las personas mayores, es menos eficiente en la producción de vitamina D que en personas más jóvenes, y muchos (especialmente los que viven en residencias) permanecen dentro de casa o evitan salir al aire libre.

-       En mujeres postmenopáusicas: los suplementos conjuntos de calcio y de vitamina D reducen significativamente la incidencia de las fracturas en cualquier localización, incluidas las de cadera en mujeres mayores institucionalizadas con elevado riesgo de fractura, aunque no deberían utilizarse como único tratamiento de la osteoporosis. Sin embargo, un adecuado nivel de calcio y de vitamina D a partir de la dieta o de suplementos es esencial como tratamiento adyuvante de la osteoporosis.

-       Los pacientes con enfermedad renal crónica presentan anomalías significativas de remodelación ósea y homeostasis de calcio y un mayor riesgo de sufrir una fractura.

-       El riesgo de fractura en un paciente receptor de trasplante renal es cuatro veces mayor que el de la población en general y mayor que el de un paciente que recibe diálisis.

La recomendación en general es suplementar con calcio y vitamina de a aquellas mujeres en el periodo de postmenopausia, y en las personas que están institucionalizadas.

Modificado por última vez en Miércoles, 12 April 2017 18:55
Valora este artículo
(0 votos)
My-pdiet

My-Pdiet es un portal de Personal Diet Consultingtus expertos en nutrición, dietética y seguridad alimentaria.

 

Sitio Web: www.my-pdiet.com
Inicia sesión para enviar comentarios

My-Pdiet

Personal Diet Consulting
Calle Bon Viatge, 42
08970 Sant Joan Despí
Barcelona - Spain
Tel: (+34) - 93.293.48.25
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pago 100% seguro

Marcas de aceptación