Categorías en nuestra tienda

Subscríbete

Recibe en tu email, nuestros consejos prácticos, novedades y ofertas de productos referentes a la nutrición y cuidado de tu cuerpo.

Accede al dicccionario de dietas y nutrición - My-Pdiet.com

Twitter

¿Cuáles son las enfermedades crónicas que están relacionadas con el sedentarismo?

Entre las enfermedades que están relacionadas con el sedentarismo tenemos:

Diabetes (tipo 2 o no dependientes de insulina):

La actividad física puede desempeñar un papel muy importante en el control y prevención de este tipo de diabetes. Existen estudios epidemiológicos que muestran el efecto protector de la actividad física, entre los cuales es que el riesgo de padecer diabetes se redujo en un 6%.

La actividad física resulta inversamente proporcional a la intolerancia a la glucosa, la obesidad y la grasa corporal central, en especial el de los hombres. Esto nos indica  que la actividad física puede ser un factor protector ante la diabetes tipo 2, tanto en forma directa como a través del a influencia sobre la obesidad y la distribución de grasa corporal

Enfermedades del corazón:

Las enfermedades coronarias se inician en la infancia y evolucionan durante varias década, lo que resulta en la formación de la  pala ateroesclerótica que se extiende hacia el lumen de las arterias y reduce el flujo sanguíneo. Los riesgos asociados incluyen el incremento de las lipoproteínas de baja densidad, la disminución de las lipoproteínas de alta densidad, el incremento de la tensión arterial, la diabetes tipo 2 y la obesidad. En este sentido es vital la dieta como la actividad física.

Se ha observado que en adultos con mayor nivel de acondicionamiento físico tienen menor mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

El ejercicio puede reducir el riesgo de enfermedades coronarias de manera directa e indirecta, la actividad física disminuye los requerimientos de oxígeno al miocardio y la vulnerabilidad a las arritmias ventriculares que pueden ser fatales.

El ejercicio aeróbico aumenta la capacidad del transporte vascular por los incrementos en la capacidad de flujo sanguíneo y en el intercambio capilar.

El ejercicio puede aminora el riesgo de trombosis a través de su influencia favorable sobre los mecanismos fibrinolíticos y de coagulación; además, el aumentar la resistencia física, influye en la actividad de enzimas importantes en el metabolismo de las lipoproteínas.

El ejercicio de resistencia cardiorrespiratoria tiene efectos sobre los niveles de grasas en sangre y las lipoproteínas séricas.

Es posible apreciar que tanto la actividad física moderada como la intensa pueden ser beneficiosa para la salud cardiovascular. A la par del ejercicio, la mejora de los hábitos alimentarios tiene un efecto sinérgico.

Huesos, edad y actividad física:

Las alteraciones en el metabolismo del hueso y la osteoporosis constituyen un problema serio que afecta a la mujer posmenopáusica, aunque no se pueden excluir a los hombres mayores. La actividad física en este periodo puede contribuir al incremento de la masa ósea, cuando las condicione hormonales y nutricionales son las adecuadas.

Se ha encontrado en estudios que las mujeres con alto consumo de calcio y un nivel  de actividad física mayor tenían una densidad ósea significativamente mayor en 6 diferente puntos corporales. Se encontró también que la edad, el  peso, el consumo de calcio y el ejercicio físico aportaban una mayor densidad ósea y el contenido total de minerales en el hueso.

Estudios realizados han demostrado que los programas de ejercicio en poblaciones de mujeres posmenopáusicas mayores de 50 años pueden ser efectivos en la  prevención de la pérdida de densidad ósea al nivel lumbar.

La actividad física moderada, practicada desde la niñez, puede resultar en una mejora a largo plazo del sistema óseo. La relevancia clínica de estos trabajos radica en que estos patrones de actividad física, como las ingestiones de calcio, forman parte de un sistema común de vida y por tanto podrían ser metas fáciles de alcanzar para la prevención de la osteoporosis.

Beneficios para el sistema cardiovascular.

La mayoría de los beneficios de la actividad física se pueden obtener mediante la realización de actividades de intensidad moderada. El principal obstáculo para ello reside en la limitación del tiempo disponible y la dedicación de la mayoría de la población a otras actividades.

Debemos recordar que existe una relación cuantitativa entre el nivel de actividad o de condición física y la magnitud del beneficio cardiovascular, que se extiende a todo el rango de intensidad de las actividades físicas. ¿Qué implica esto?

-          Un nivel moderado de actividad física = beneficios significativos para la salud.

-          Se debe realizar regularmente.

-          Del nivel moderado de actividad física se pueden beneficiar los individuos sedentarios.

-          Tienen mayor probabilidades de mantenerse a largo plazo

La recomendación general es incrementar la actividad física de forma regular a niveles que estén relacionados con sus capacidades, necesidades e intereses. En general se recomienda un mínimo de 30 minutos diarios.

Caminar rápidamente, bicicleta, nadar, realizar trabajos de jardín es considerado como picos de actividades intermitentes que pueden tener un alcance de intensidad moderada, también tienen efectos beneficiosos.

Este artículo sirve de orientación en ningún momento sustituye la consulta con un especialista en nutrición y deportes, para que se personalicen a sus necesidades.

Modificado por última vez en Domingo, 24 July 2016 14:25
Valora este artículo
(0 votos)
My-pdiet

My-Pdiet es un portal de Personal Diet Consultingtus expertos en nutrición, dietética y seguridad alimentaria.

 

Sitio Web: www.my-pdiet.com
Inicia sesión para enviar comentarios

My-Pdiet

Personal Diet Consulting
Calle Bon Viatge, 42
08970 Sant Joan Despí
Barcelona - Spain
Tel: (+34) - 93.293.48.25
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pago 100% seguro

Marcas de aceptación