Categorías en nuestra tienda

Subscríbete

Recibe en tu email, nuestros consejos prácticos, novedades y ofertas de productos referentes a la nutrición y cuidado de tu cuerpo.

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Accede al dicccionario de dietas y nutrición - My-Pdiet.com

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Twitter

Conociendo las vitaminas: Vitamina K

La vitamina K es una vitamina liposoluble necesaria para la síntesis de las proteínas requerida para la coagulación sanguínea. Participa mediante la síntesis de la osteocalcina, una proteína que controla la calcificación de los huesos.

Existe un proceso hepático dependiente de la vitamina K causante de la síntesis de protrombina, el ximógeno de la trombina, una enzima de la coagulación sanguínea. En ausencia de vitamina K o en presencia de antagonistas de la vitamina K como la warfarina sódica, la glutamilcarboxilasa postraduccional dependiente de vitamina K se inhibe y se producen formas anormales de protrombina. A estas formas anómalas les falta un complemento completo de residuos de ácido gammacarboxiglutámico y son incapaces de unirse normalmente al calcio; así son inactivas para la coagulación sanguínea. La actividad de la carboxilasa dependiente de vitamina K es necesaria para la formación de varias proteínas que contienen residuos de ácido carboxiglutámico.

La vitamina K se absorbe en el intestino delgado por un sistema aparentemente saturable y con necesidad de energía, y se incorpora en los quilomicrones. Los síndromes de malabsorción de grasas están asociados a una disminución de la absorción de vitamina K.

La vitamina K está presente sólo en cantidades pequeñas en los tejidos, con un almacenamiento a largo plazo muy pequeño. La vitamina K está localizada en varias membranas celulares, en especial en la del aparato de Golgi y en las membranas de las fracciones microsomales lisas. La vitamina K se metaboliza rápidamente a metabolitos más polares que se excretan por la orina y la bilis.

Para la vitamina K no se ha establecido un aporte específico recomendado, debido a la contribución variable de la síntesis de vitamina K formada por la flora intestinal. Para los adultos se sugiere una ingesta diaria de entre 65 – 100 µg y para los bebés se recomienda una ingesta diaria de 10 µg. La leche materna madura proporciona aproximadamente unos 15 µg de vitamina K por litro. Las fórmulas infantiles normalmente contienen un mínimo de 4 µg por cada 100 Kcal.

En ausencia de recomendaciones especificas para la población anciana, se cree que el aporte de un microgramo de filoquinona por kilo de peso y día puede ser suficiente para cubrir con garantías las necesidades orgánicas de vitamina K

Sabias que la vitamina K es necesaria para la síntesis de las proteínas requerida para la coagulación sanguínea. Y que la vitamina K2 la producen las bacterias presentes en nuestros intestinos.

La vitamina K aparece de forma natural bajo dos formas:

  • Filoquinona (K1), que esta presente en  las verduras de hojas verdes: espinacas, lechuga, col rizada, repollo, coliflor, los cereales, salvado, frutas, productos lácteos, huevo y carnes también la contienen, aunque en cantidades menores.
  • Menaquinonas(K2) que es la producida por microorganismos.

Se ha estimado que la dieta media proporciona entre 300 y 500 µg cada día.

Para el control de la adecuación en la ingesta de vitamina K se realiza mediante el estudio de la concentración plasmática de uno de los factores de coagulación dependientes de la vitamina K; protombina. La medición de una fase del tiempo de protombina es el procedimiento estándar para determinar el tiempo de coagulación de la vía extrínseca.

La carencia de vitamina K apenas  producen casos de alteración ya que la vitamina puede ser sintetizada por la flora intestinal. Sin embargo la ingesta de un exceso de vitamina E puede antagonizar la acción de la vitamina K.

Ciertos tratamientos farmacológicos: warfarina, fenitoína, sulfamidas, neomicina y salicilatos, pueden interferir con el metabolismo de la vitama K.

El único síntoma conocido de deficiencia de vitamina K en humanos es el aumento del tiempo de protombina, generalmente asociado con la facilidad para desarrollar hematomas y hemorragia.

La deficiencia de vitamina K se produce normalmente en la mayoría de los recién nacidos. La vitamina K no cruza bien la membrana placentaria, en consecuencia las reservas hísticas de esta vitamina son bajas en los recién nacidos. A los recién nacidos no tienen bien desarrollada la flora intestinal necesaria para la síntesis de la vitamina K, por lo cual se les suele administrar de forma rutinaria una dosis inyectada.

La suplementación de esta vitamina solo se justificará en aquellos casos donde se pueda producir una interacción  con fármacos que se comporta como antivitamina K, tales como derivados cumarinicos, cefalosporinas de segunda y tercera generación, anticonvulsivantes y salicilatos.  Esta suplementación es preferible en forma de filoquinonas o K1 que se ha demostrado que tiene escasa toxicidad.

Modificado por última vez en Sábado, 30 April 2016 20:18
Valora este artículo
(2 votos)
My-pdiet

My-Pdiet es un portal de Personal Diet Consultingtus expertos en nutrición, dietética y seguridad alimentaria.

 

Sitio Web: www.my-pdiet.com
Inicia sesión para enviar comentarios

My-Pdiet

Personal Diet Consulting
Calle Bon Viatge, 42
08970 Sant Joan Despí
Barcelona - Spain
Tel: (+34) - 93.293.48.25
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pago 100% seguro

Marcas de aceptación