Categorías en nuestra tienda

Subscríbete

Recibe en tu email, nuestros consejos prácticos, novedades y ofertas de productos referentes a la nutrición y cuidado de tu cuerpo.

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Accede al dicccionario de dietas y nutrición - My-Pdiet.com

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Maria Elvira Sánchez Vilariño - Doctoralia.es

Twitter

¿Cómo debe ser la introducción de nuevos alimentos en el primer año de vida?

La nutrición es una parte inseparable de la salud y su contribución tiene una trascendencia vital en el periodo prenatal y durante la lactancia. Como sucede en otros seres biológicos, la adaptación de los niños a la vida posnatal inmediata está supeditada a la madurez somática y funcional que hayan alcanzado durante la gestación y a la protección y cuidados que se les otorgan.

Durante el primer año de vida el crecimiento corporal y el desarrollo de los infantes dependen de la alimentación que se les proporcione, de los cuidados que se les brinde y de la estimulación que reciban de sus madres, y entorno familiar. Los errores y omisiones en estos aspectos se traducirán en enfermedad.

A la hora de introducir nuevos alimentos diferentes de la leche, se debe tener presente que esta nueva etapa cumple una doble función: nutrir al niño y comenzar su educación en hábitos alimentarios. Es por ello que debemos mantener presente los siguientes puntos:

-         Nunca introducir en la dieta dos alimentos nuevos a la vez. Esto permitirá conocer la tolerancia del niño a cada alimento. Y siempre introducirlo en la toma del mediodía.

-         Es recomendable que el nuevo alimento se ofrezca siempre al principio de la comida, que es cuando el niño tiene más hambre.

-         No se debe forzar al niño a aceptar los alimentos.

-         Es normal que cuando se ofrecen los alimentos por primera vez, el niño los rechace. Es necesario adoptar una actitud paciente cada día, hasta lograr que el niño se acostumbre a la consistencia y el sabor del alimento que se le ofrece.

-         Considere que la cantidad de alimentos que consume el niño suele variar de un día para otro o de una semana para otra.

-         No se debe añadir ni sal ni azúcar a los alimentos.

-         Si existen antecedentes de alergia en padres o familiares cercanos es recomendable que los cítricos y el huevo se introduzcan en la alimentación del niño después del año de edad.

-         Es recomendable que sea el niño el que determine la cantidad de alimento que consumirá, pero que son las madres o familiares a cargo del niño los que velaran por la calidad de la dieta.

-         Se deberá disminuir la cantidad de leche que se suministra al niño  a medida que se vayan introduciendo alimentos sólidos y semisólidos.

-         Se deberá respetar los horarios de comidas y se deberán ajustar al horario de la familia, en especial al de la madre.

Una vez pasado el periodo en el cual el niño se alimenta exclusivamente de leche entre los 4 a 6 meses, la formula adaptada es insuficiente si no se completa con otros alimentos, es el momento de empezar la etapa de la alimentación sólida, la cual nunca debe comenzar antes de los cuatro meses ni después de los 6-8 meses.

La introducción de nuevos alimentos deberá ser llevada a cabo de forma paulatina, no debe haber prisas. De forma orientativa la introducción de alimentos nuevos en el niño podría ser de forma orientativa la siguiente:

-         4º mes: incluir cereales (preferiblemente sin gluten). Recordar que los cereales como el arroz son astringentes y que la avena son laxantes. Es importante que una vez consumido los cereales, se le ofrezca agua al niño, ya que estos producen sed.

-         4º mes: 2 o 3 semanas después de la introducción de los cereales se puede suministrarle papila de frutas, importante comenzar ofreciendo una cucharadita de zumo de fruta (sin añadir azúcar), las fresas o el melocotón es preferible dárselas más adelante. Recuerde que las frutas son laxantes, menos la manzana y el plátano que son astringentes.

-         5º mes: Se debe iniciar con las verduras. Se debe tener precaución con las espinacas, rábanos, nabos, remolacha y chirivía. En el caso de que aún este con lactancia materna, se recomienda aplazar la introducción de las verduras al 6 mes.

-         6º mes: se puede comenzar con la incorporación de carne de pollo sin grasa y añadirle una cucharadita de aceite de oliva crudo. A los 15 días se puede usar otro tipo de carne como la de ternera.

-         7º mes: pescado blanco, al cual se le añadirá la verdura. Puede ser fresco o congelado, y una cantidad aproximada entre 30 y 50 gr.

-         8º mes: se le puede comenzar a dar papillas que contengan cereales con gluten. Se le puede ofrecer, pan, galletas, y se puede incorporar el yogur natural sin azúcar.

-         9º mes: una o dos veces por semana se ofrecerá la yema de huevo cocida en puré de verduras, en sustitución de la carne o el pescado.

-         10º mes: legumbres

-         11º mes: Se le puede ofrecer huevo entero cocido dos o tres veces por semana.

Llegado a este nivel es importante que la masticación se vaya estimulando ofreciéndole trocitos de frutas, carnes, etc.

Si deseas más información personalizada: http://www.my-pdiet.com/reserva-visita

Modificado por última vez en Miércoles, 27 May 2015 19:08
Valora este artículo
(0 votos)
My-pdiet

My-Pdiet es un portal de Personal Diet Consultingtus expertos en nutrición, dietética y seguridad alimentaria.

 

Sitio Web: www.my-pdiet.com
Inicia sesión para enviar comentarios

My-Pdiet

Personal Diet Consulting
Calle Bon Viatge, 42
08970 Sant Joan Despí
Barcelona - Spain
Tel: (+34) - 93.293.48.25
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pago 100% seguro

Marcas de aceptación